miércoles, 9 de julio de 2008

Pseudorquesta

-Piano: yo cantaré, to tocaré
en breve escala ascendente,
de grave a agudo
mi resonar se oirá.

-Quena: estoy triste,
oscura y perdida...
¿Qué acaso no lo notan?
Estoy ausente... no sonaré.

-Corno: ¡no puedo!
he desafinado como nunca.
Soy un instrumento a la deriva....
Mañana me repondré.

-Violín: se reventó mi alma,
las crines no están enceradas.
Me quema la piel,
me desgarro en llanto.

-Guitarra: son seis cuerdas;
No ocho ni doce...
son seis cuerdas...
matiz de claridad aislada.

-Trompeta: me ahogo...
me falta el aire...
necesito tu beso profundo,
tu movimiento de lengua
entre mi fría piel.

-Chelo: pesa mi canto,
lejano y cerrado.
¡No me dejen solo,
no puedo mantenerme en pie!

-Tambor: hueco y vacío,
no puedo ser diferente.
Soporta la ira
de un enérgico brazo
que se descarga en mí...
soporto...

-Flauta: mundos azules pinto
con un sólo soplido.
Luz obsoleta y llana,
clamo por un corazón.

-Director: ....... (no responde)