lunes, 18 de agosto de 2008

Seamos naturaleza


Déjame ser agua

que nutra tus raíces

y deshoje sutilmente

el más profundo dolor.


No me impidas abonar

cada filamento de tus manos

para que crezcas así

entre higueras secas.


Permite que este pétalo

caiga sobre tierra húmeda,

se funda con ella

y germine en cada amanecer.


Seamos los dos:

agua y tierra...

preparemos el espacio

para la semilla

que el tiempo intenta sembrar.