lunes, 1 de septiembre de 2008

Quiero robar el destello de tus huesos


Intento descifrar

el desatino en tus pupilas

y esos brazos carnosos

que buscan mi desconcierto

con caricicas audibles, sonoras.

Retuerces mis entrañas

con manos suaves y tentadoras

que alcanzan mis silencios.

Me tomas viva,

llena, completa...

indefensa.

Un paisaje brumoso pintas

y tu pecho resuena en mi andar;

me devoras entera

en vuelo fugaz,

nocturno y paciente.


¿Y ahora?

Ahora sólo me entregas

de nuevo al sigilo...

cargando de ansiedad

mi tiempo,

dejando en mis labios

aire impuro y triste,

sinsabor de ilusa fantasía.

1 comentario:

Silvi dijo...

ahhhhyyyy muy intensooo, aplausoss para lyaa!!!!!