domingo, 21 de marzo de 2010

Anoche tuve un sueño



Yo soñé
la vida en carruseles
con caballitos de cera
y globos de soledad.
Llevaba atadas
dos alas diminutas

mariposa
capullo
aire-tierra
semilla
flor

En fragmentos de distancia
soñé mi piel desnuda
deshojada entre rostros
sentada a la espera de una noche.
Tuve el pensamiento
dividido en dos

libertad
idea
ser-parecer
segundos
tiempo

Yo soñé
que me robaron el grito encantado
y la estela de los años
el pasar de los barcos.
Estaba dormida
a la espera de mi realidad.

mujer
milagro
vida-muerte
beso
boca

Disculpen mi sueño
inocente y rabioso
que se esconde a menudo
en mis párpados celestes.
Es solo un sueño
y ya pronto nos dejará dormir.

3 comentarios:

Miguel Quintero dijo...

definitivamente sos la alquimista del verbo!!!

Rónald Gamboa Venegas dijo...

en cada parpadeo sueña y tu sueñas muy bonito, no quiero que se borre tu estela, sino a quién seguiré??

lindos pensamientos Lya, frescas palabras!!!

Rolando Merayo dijo...

Muy bellos tus textos amiga, un abrazo.